913 256 342 info@casoabierto.com
Seleccionar página

4 aspectos claves de los seguros de renta vitalicia

En la actualidad, en España se habla a cada instante acerca de los beneficios y los motivos por los que debes adquirir seguros de renta vitalicia. Y es cierto: ¡tiene grandes beneficios!

Pero también tiene aspectos que pueden resultar negativos sino prestas la suficiente atención y a continuación, te los mencionaremos.

4 aspectos claves de los seguros de renta vitalicia.

#1 Clave número 1: la tributación.

La tributación de la renta vitalicia sólo puede aportar ventajas si lo haces a partir de los setenta. Es decir, la tributación de esta clase de seguros y la reducción de plusvalías es decreciente en proporción a la edad.

En pocas palabras, entre 50 y 59 años tributarás un 28% del capital de tu seguro de renta, entre los 60 y 65 años se realiza un tributo del 24%, los 66 a los 69 va a un 20% y a partir de los 70 años baja hasta el 8%.

Esto implica que esta clase de rentas vitalicia sólo es efectiva para los últimos años de tu vida, no para antes.

#2 Clave número 2: El dinero no se rescata.

Esta clase de servicios no se pensó, de ninguna forma, para que la persona pueda recuperar (mejor conocido como rescatar) el dinero que invierte de forma posterior.

Es decir, si quieres rescatar recuperarás, con total certeza, muchísimo menos de lo que has invertido. De hecho, la cantidad de dinero que podrías perder variará según las condiciones del seguro y el valor de tu inversión en capital.

#3 Clave número 3: Su interés es muy bajo, por lo que no constituye una renta completa.

La renta vitalicia es un seguro que se haya constituido para convertirse en un complemento a las pensiones que son insuficientes, ya que por si solos su rendimiento es cercano al 1.5% de tu capital.

Normalmente son mensualidades que llegan a estar por debajo de los 600 euros. De hecho, si tu inversión es de 55.000 euros (siendo mujer) o 70.000 (siendo hombre), a la máxima esperanza de vida tendrás unos 350 euros mensuales.

#4 Clave número 4: Su estructura es piramidal.

Al momento de realizar tu inversión, el dinero que aportes para el seguro de renta vitalicia deberá pasar a formar parte de un fondo de inversión, que se emplea para comprar deuda pública y además pagar las mensualidades de otros inversores que aportaron capital.

Esto significa que al aportar tu dinero a cambio de una serie de mensualidades tu capital invertido no va a disminuir, sino que será redistribuido. Pero si intentases recuperarlo, perderías dinero y valor.

Otra clave que no debes pasar por alto.

El Fondo de Garantía de Depósitos no lo cubre.

Uno de los grandes riesgos es que el mercado de las rentas vitalicia colapse y las compañías de seguro se declarasen en quiebra, ya que, al no estar esta clase de seguros cubierto por la Garantía de Depósito, quedarías literalmente sin nada.

Y hemos llegado al final ¿Qué te ha parecido? ¿habías pensado en todas estas claves de los seguros de renta vitalicia?