913 256 342 info@casoabierto.com
Seleccionar página

Factores que considerar para contratar un seguro de salud

Adquirir un seguro de salud, en esta época, es algo vital, pues los precios de las intervenciones y consultas médicas cada día son más y más elevados y no sabemos cuándo podremos necesitarlos.

Y sin un seguro, quedaríamos desatendidos por completo. Por eso, a continuación, te presentamos las ventajas y las claves en que debes fijarte antes de adquirirlo.

Ventajas de esta clase de seguros.

Al tener uno ya no tendrás que volver a apuntarte en una lista de espera en los centros médicos, pasarás de forma inmediata.

Podrás escoger el médico que deseas que te vea, esto siempre que esté dentro de los términos y los cuadros médicos que la aseguradora que hayas contracto tenga.

Tendrás la oportunidad de usar camas para los acompañantes que tengas al estar enfermo, si necesitarás hospitalización.

¿Qué cubre un seguro de salud?

Dependerá de la cantidad de dinero que pagues, pero de forma general los seguros médicos ofrecen cubrir:

  • Gastos de consultas médicas del embarazo y del parto.
  • Servicio de pediatría para los que se hallen asegurados si tienen catorce años o una edad menor.
  • Hospitalización de forma inmediata, sin entrar en ninguna lista de espera o sin esperar tramites de masificaciones de gente.
  • Asistencia sanitaria si ocurre un accidente de tráfico.
  • Asistencia para urgencias domiciliarias y ambulatorias.

¿En qué debes fijarte al contratar un seguro de salud?

  • La edad de quién contrata el seguro es algo principal, ya que normalmente se encuentran problemas para los adultos mayor, ya que al permitir esta clase de seguros para ellos la aseguradora o aumenta el pago de las cuotas o se niega por los posibles riesgos.
  • La forma de pago va a variar en torno a la edad, el tipo de seguro y la ubicación geográfica donde se ubique. Normalmente se puede escoger entre pagos mensuales, bimestrales, trimestrales, semestral o de forma anual.
  • El periodo de carencia es un aspecto fundamental, porque éste es el tiempo que debe transcurrir entre el hecho de ser dado de alta por tu seguro y la posibilidad de volver a emplear sus servicios.
  • Los descuentos que te ofrece la aseguradora dependerán de la forma que elijas para pagar tus primas; un ejemplo claro es cuando pagas anualmente, que el descuento es mucho mayor a lo que pasa si pagas mensualmente.

El Copago.

El copago son los importes adicionales que podrás verte obligado a abonar o a pagar por el empleo de ciertos servicios sanitarios, y éstos los definirá la aseguradora que contrates.

De hecho, algunos de los servicios que normalmente te implican un copago son la medicina primaria (puericultura, medicina general), tratamientos que incluyan rehabilitación y fisioterapia por sesiones.

Aquí también se incluyen los medios de diagnóstico de alta tecnología, los servicios de psicología para adultos y pediátrica, cuidados caseros posparto en tu hogar y podología.

Y hemos llegado al final, no olvides tomar nota de todos aspectos y de preguntar cualquier duda a tu aseguradora antes de contratar el servicio de un seguro de salud.