913 256 342 info@casoabierto.com
Seleccionar página

Pólizas que garantizan la seguridad de tu hogar

La seguridad del hogar es de cierto modo una acción enteramente indispensable para la familia. Aunque esta es una afirmación concreta no representa una obligación de primera necesidad, evidenciando la existencia de núcleos familiares que desconocen la finalidad de estos seguros y cuán importante pueden ser a la hora de resolver algún altercado.

En primera instancia es necesario entender que toda póliza de seguros para el hogar cumple con la finalidad garante de proteger todo cuanto se encuentre en el interior de la vivienda, desde un punto de vista material. Aun así existen opciones aplicables a la seguridad e integridad física de los miembros de este núcleo familiar, siendo por ende, un seguro de cobertura total.

Pensando en los posibles percances que puedan presentarse dentro de una vivienda, las entidades pertinente en España han decido crear modificaciones entorno a este tipo de seguros, convirtiéndose en una obligación general con excepción a inmuebles que estén hipotecadas, pero aun así se convierte en una obligación contar con un seguro personal contra daños a la hora de adquirir una vivienda por medio de créditos hipotecarios.

Esto ha hecho que se creen ciertas contradicciones entorno a la modalidad para solicitar este tipo de seguros y por ende, se ha creado una directiva que puede entrar en vigencia en pocos meses que prohíbe contratar un seguro para el hogar a cualquier persona que se encuentre hipotecada o que presente este tipo de estatus sobre su solvencia económica.

¿Qué debe cubrir una póliza de seguros para el hogar?

Los accidentes están a la orden del día, no es necesario que este ocurra dentro del hogar afectando el inmueble para que pueda estar cubierto por la póliza adquirida. Existen aseguradoras que incluyen dentro de sus planes y seguro del hogar el contemplar tambien sucesos que puedan ocurrir fuera de la vivienda como podría ser la avería de las instalaciones eléctricas del hogar por una falla técnica en el tendido principal de corriente en su comunidad.

Ciertamente adquirir un buen seguro será una decisión difícil y es allí donde se debe crear una idea de que debe cubrir la póliza para el hogar que más se ajuste a las necesidades, pero sobre todo a las posibles eventualidades que subsistan en determinado momento.

Según estudios estadísticos la mayoría se presentan por daños ocasionadas por agua o alguna fuga de la misma mostrando como el 34% aproximadamente de estos accidentes son los más notificados a las aseguradoras. Seguidamente se encuentra la posible ruptura de cristales en ventanas o puertas donde el porcentaje de daños reportados supera el 20%.

Los casos menos habituales son aquellos que se presentan por daños eléctricos, robos y fenómenos naturales o atmosféricos lo que representa el 6% aproximadamente de los daños reportados. Aunque esta es una forma general para diferenciar el tipo de problemas que puedan presentarse. Aunado a esto puede existir la posibilidad de incendio provocada accidentalmente en donde ocurra una pérdida total de la vivienda.

Tomando en cuenta lo antes mencionado no está demás  tomar las previsiones necesarias y que garanticen el bienestar de todo y de todos. Aunque no es obligatorio poseer un seguro del hogar, se convierte en una acción responsable que debe ser adquirida y tomada en cuenta como aval de seguridad.