913 256 342 info@casoabierto.com
Seleccionar página

Los seguros para electrodomésticos y la cobertura de protección

En el día a día no se observa lo que se hace con los electrodomésticos. No obstante, una vez se estropean es cuando se piensa ¿por qué no se le dio un mejor cuidado? Y lo que no se toma en cuenta es que su reparación puede ser incluso más costosa de lo que se espera.

Sin embargo, existen los seguros del hogar para los electrodomésticos, lo que puede ayudar con la carga de este asunto.

No todas las pólizas del hogar cuentan con igualdad. Algunas tienen la potestad de poder cubrir los agravios personales y materiales que hagan a terceros y otras tomar en cuenta los daños al hogar.

Atención a la cobertura del seguro

Cuando se va hacer el contrato de un seguro de hogar, es de vital importancia que se realice una detención sobre las condiciones generales y particulares de las pólizas.

¿Por qué? Es importante conocer los términos y garantías del contrato que se realizado para protección del sitio de convivencia. No hay que dejar de tener en cuenta que los electrodomésticos son los que forman parte de la casa, por lo que es esencial conocer si van integrados.

Por lo general, las protecciones de los electrodomésticos cubren las averías que ocurren por las tormentas o las subidas de tensión. El problema es que las averías que ocurren por otras incidencias no son cubiertas por los seguros.

De modo que, es de gran grado, hacer la contratación de seguros que posean una cobertura de mayores especificaciones.

Las limitaciones de las coberturas de seguro

Algunas pólizas de seguro solo limitan la cobertura a aparatos específicos, como: el lavavajillas, el frigorífico, la lavadora y la televisión. Algunas menos habituales tiene en cuenta: las cocinas (independiente del tipo que sea), el horno, la extractora, el congelador y la secadora.

Como otras aseguradoras en las que el contrato solo implica los aparatos que denominados línea blanca.

Otra de las limitaciones que poseen los seguros para electrodomésticos, es que puede hacer las reparaciones de los electrodomésticos, sin embargo, como son muy viejos (más de diez años) no se pueda llevar a cabo.

¿A qué se debe? Los aseguradores consideran que estos son más vulnerables y como han tenido una vida de utilidad, por lo que no será necesario tener en cuenta el repararlo.

La extensión de protección de los electrodomésticos

En rasgos generales, los seguros domésticos implican la reparación, indemnización en algunos casos y en otros la reposición. Por supuesto, la forma más común de resarcir el problema con el aparato, es la reparación del mismo.

Una contingencia que cubre el seguro de los electrodomésticos es la rotura de vidrios, espejos, lunas y cristales de los mismos. Un problema que puede pasar en casos como la puerta del horno, las neveras o las placas vitrocerámicas.

Es probable, que si hay un deterioro de los alimentos por daño del aparato doméstico el seguro pueda cubrirlo.

En conclusión, se debe tener en cuenta que cada compañía de protección de bienes coloca sus propias reglas para poder cubrir los daños de los electrodomésticos.